Aprende a sacarle partido la forma de tu pene y disfruta de las posturas más recomendadas según la curvatura que tenga.

Al igual que cada vulva es un mundo, los penes también. Son como las huellas dactilares, no encontrarás dos penes iguales

En este post no vamos hablar de tamaño, sino de morfología. Frente a la erección, los penes se dividen en dos tipos: penes de sangre y penes de carne.

Teniendo en cuenta que el pene no es un músculo, éste durante la excitación gracias a sus cuerpos cavernosos se llena de sangre que provoca la erección.

Tipos de pene

Al igual de clasificamos los penes según su forma, los penes se dividen también en dos tipos que varían según se encuentren en estado de reposo antes de la erección.

  • Los penes de sangre son aquellos que en estado de reposo (sin estar erecto) tiene un tamaño pequeño en comparación a cuando ya está erecto. Esto se debe porque sus depósitos de sangre son mayores y al excitarse e concentra mayor cantidad de sangre. Los penes de sangre pueden llegar a duplicar su tamaño en estado erecto. 
  • Mientras que los penes de carne tanto en estado de reposo como en estado erecto es de un tamaño considerable, en esta ocasión no se aprecia gran diferencia de aumento de tamaño durante el proceso de erección.

Ahora que conocemos la diferencia entre los dos tipos de penes, tenemos que aclarar que ambos pueden disfrutar de una actividad sexual normal

Cabe recordar que al igual que nuestro placer no depende del tamaño del pene o de unos centímetros de más o de menos, tampoco del tipo. Un pene de carne puede provocar el mismo o más placer que un pene de sangre.

¿Cuáles son los puntos de placer en el pene?

Cuando realizamos una felación o masturbación de pene debemos tener en cuenta que tanto en el tronco como en la base del pene apenas hay terminaciones nerviosas que son las encargadas de provocar placer. Donde sí hay mayor concentración de terminaciones nerviosas y con ello el principal punto de placer en personas con pene es en el glande

Toda la zona del semicírculo que rodea el glande, frenillo y meato, es mucho más sensible que el resto del pene lo que causa una mayor excitación durante la estimulación

Tipos de pene según su forma

  • Pene piramidal o pene cono:

Los penes con esta forma son ideales para aquellas personas que le guste practicar sexo anal ya que es ayuda a dilatar de manera progresiva nuestra puerta de atrás. La punta (glande o capullo) es mucho más finita que el resto del cuerpo y a medida que avanza hasta la base va aumentando su grosor. 

Al ser más pequeño el glande que el resto del pene puede que no consiga estimular el punto G (zona G) durante la penetración. ¡No hay porqué preocuparse! 

Si el pene de tu compi de juegos tiene esta forma, las cremas de punto G no pueden faltar en tu mesita de noche. Las cremas astringentes para punto G tienen propiedades afrodisíacas y están especialmente formuladas para intensificar y potenciar el placer en el punto G o zona G durante la penetración.

  • Pene champiñón:

¡Seguro que sabes cuál es! El pene champiñón es muy fácil de reconocer ya que como su propio nombre indica, hace referencia a la forma de un champiñón: Glande o capullo más ancho que el tronco

En este caso, si quieres experimentar nuevas sensaciones e iniciarte en el sexo anal, te recomendamos que antes de penetrar con un pene de esta forma te abras camino. Dilata de manera progresiva el ano con algún vibrador anal

Volviendo arriba donde te contamos que la mayor concentración de terminaciones nerviosas se encuentran en el glande, los penes con esta forma puede llegar a sentir más placer durante el sexo oral. Al ser el glande más gordito, es fácil jugar con él y provocar mucho más placer. 

¡Prueba a usar un vibrador líquido para sexo oral como el Vibrant Kiss Lip gloss de Secret Play!

  • Pene lápiz:

La peculiaridad de este tipo de penes es su glande ligeramente puntiagudo parecido al de la punta de un lápiz con el tronco completamente recto hacia su base. En cuanto a forma, es el pene más común de ver. Un punto a favor de los penes lápices es que al ser totalmente recto por todas sus caras es un pene que combina perfectamente con cualquier postura sin causar molestias.

  • Pene con curvas:

Estos tipos de penes si sabes cómo sacarles su jugo son de los más placenteros durante la penetración vaginal, te contamos porqué. Los penes curvos pueden estar ligeramente curvados hacía la derecha, izquierda e incluso hacia arriba. Es algo totalmente normal y frecuente que el pene tenga una leve curvatura, sólo hay que saber cuáles son las posturas que mejor se adapten a la dirección de la curva.

Si tu pareja tiene el pene curvado hacia arriba, la postura del misionero o la del trono del rey van a ser desde ya tus favoritas. 

En caso de tenerlo curvado hacia un lado u otro te recomendamos probar la de la cucharita en el sentido contrario hacia donde esté mirando la curva del pene.